Depresión, síntomas y signos (documental)

DEPRESIÓNSÍNTOMAS Y SIGNOS
  • Tristeza
  • Baja autoestima
  • Retraimiento social
  • Insomnio
  • Fatiga constante

La depresión forma parte de los denominados trastornos afectivos, los cuales incluyen también la manía y los estados intermedios entre ambas. Asimismo, dentro de los estados depresivos se diferencian dos entidades: el trastorno distímico o distimia y el episodio depresivo mayor.

Entre los síntomas comunes a los estados depresivos el más frecuente es la tristeza, si bien no siempre está presente como tal, y el individuo con depresión puede expresar melancolía, nerviosismo, sensación de vacío, etc. Otra característica frecuente es la lentitud en el pensamiento, cuyo contenido suele reflejar una escasa autoestima, característica de depresión.

Los individuos afectados de depresión son pesimistas, con sentimientos de culpa ante cualquier pequeño suceso. En los casos más graves pueden llegar al delirio.

Las relaciones sociales se deterioran progresivamente debido al desinterés del individuo por mantenerlas, hecho que se acentúa por el enlentecimiento físico que suelen presentar los pacientes deprimidos, si bien en algunos casos pueden manifestar inquietud.

El insomnio es típico entre los pacientes deprimidos, al igual que las alteraciones en la alimentación y la disminución de la libido. Los trastornos del sueño son diversos y pueden presentarse como dificultad para conciliar el sueño, sueño inquieto y fraccionado o despertar precoz. La mayoría de los pacientes pierden el apetito, lo que provoca la consiguiente reducción del peso; sin embargo, en algunos aumenta el apetito y puede producirse un incremento de peso. La libido disminuye, y por tanto la capacidad para experimentar placer, mientras que aumentan las quejas por molestias físicas, como dolor de cabeza, cansancio, malas digestiones, etc., que suelen ser motivo de consulta a los médicos de atención primaria.

Por último, un porcentaje no desdeñable de pacientes con depresión mayor pueden llegar al suicidio, por lo que estas afecciones deben ser atendidas siempre por profesionales de la medicina.