¿Qué son los agujeros negros?

agujero negro, materia oscura, antimateria
En el período entreguerras, desde algunos grandes centros de observación del espacio, se detectó el siguiente problema: las radioondas emitidas desde la Tierra al espacio, que por lo general seguían su curso normal, en ocasiones desaparecían súbitamente.

Tras varios años de dudas y vacilaciones, a finales de la década de 1960 se llegó a la conclusión de que determinadas regiones del cosmos están ocupadas por unas masas a las que se denominó agujeros negros, o cuerpos negros o cuerpos grises. Su característica básica sería una tremenda densidad y una enorme capacidad atractiva. De tal manera que absorberían o capturarían cualquier clase de materia y energía que circulase dentro de los límites de su campo de atracción. La densidad de estos cuerpos sería tal, que un fragmento del tamaño de la cabeza de una aguja, bien pudiera pesar varios millones de toneladas.

A partir de 1970 se concluyó que se trataba de materia colapsada, o materia negra, en contraposición a la materia blanca que es el universo que se conoce. De ello se dedujo que los cuerpos negros avalaban la teoría del universo oscilante, en el sentido de que en el cosmos se crea continuamente materia, en tanto que también hay materia que se degrada o colapsa. En el momento en que la cantidad de materia en colapso superase a la cantidad de materia en creación, el cosmos comenzaría a contraerse sobre sí mismo.

Acerca del famoso meteorito que cayó en Siberia en 1921, y que dejó un cráter produciendo una considerable devastación en los bosques, pero que no dejó << materia >>, se ha especulado si pudiera haberse tratado de una partícula de <<materia negra>> desprendida de la cola de un cometa. Tal caso, la partícula de dimensiones ínfimas, habría colisionado con la superficie terrestre, habría cruzado la masa de la Tierra, y salido al espacio nuevamente por la antípoda de su entrada. Sin embargo, la búsqueda de esa <<salida>> ha sido hasta el presente infructuosa.

De confirmarse la presencia de agujeros negros, el cosmos sería un sistema dialéctico, cuyo equilibrio dependería de la tensión entre las materias blanca y negra (o antimateria).

Descubren el agujero negro más pesado