El fenómeno de la regeneración celular

proceso regeneración celular, anfibios
Anfibios y su proceso de regeneración celular.
La morfogénesis es la diferenciación de los diversos tejidos producida durante el desarrollo de un individuo, que es controlada por un criterio hereditario que indica la dirección en la cual los grupos de células indiferenciadas evolucionarán para originar no sólo una estructura, sino también funciones específicas. Los tejidos no se limitan a ejecutar tareas funcionales precisas, sino que son capaces de regenerar los tejidos afectados por eventuales heridas o amputaciones.

Lo primero que se observa en el proceso de regeneración es que los tejidos se reproducen según un eje con dirección igual al de la parte extirpada. Cuando a un individuo se le amputa una parte del cuerpo, en la zona traumatizada se acumulan células indiferenciadas, que constituyen el llamado blastema; a partir de este, a medida que se realiza la multiplicación celular; se inicia también una depreciación, la cual es del mismo tipo que la del esbozo o muñón.

La causa de que el blastema esté formado de células diferenciadas se debe a que las células, al perder muchas de sus características morfológicas en las partes amputadas, adquieren mayor agilidad en la zona traumatizada.

Grados de regeneración

La regeneración tiene lugar con mayor facilidad en los tejidos lábiles, es decir, en los tejidos que en el organismo continúan reproduciéndose, como la epidermis, menos fácil es la regeneración de los tejidos estables y perennes, como las células del hígado, las fibras musculares estriadas y, sobre todo, las células nerviosas. Por consiguiente, el poder de regeneración de los tejidos es inversamente proporcional a su grado de diferenciación.

Una de las regeneraciones celulares más importantes para el ser humano es la regeneración de la célula nerviosa

A toda amputación no siempre le sigue la regeneración completa de la parte traumatizada. En los únelos, si se extrae el hueso de un miembro, éste regenera, y también lo hacen aunque se ampute todo miembro.

En cambio, en los teleósteos (una especie de peces), si se amputa una aleta, ésta vuelve a formarse sin huesos, aun cuando la zona traumatizada se haya extirpado la parte ósea, en otros casos, como el pez gato, la amputación de los bigotes táctiles promoverá la regeneración únicamente si está presente su eje cartilaginoso.

En los crustáceos, si se corta el pedúnculo ocular en posición distal se regenera un ojo, pero si el corte se realiza más abajo, entonces se regenera una antena.