El buceo y la enfermedad del buzo

Sabías que anteriormente el buceo en aguas profundas era muy riesgoso

buceo, enfermedad del buzo, trombosis por descompresión
debido a que se usaba aire en los tanques de los buceadores; al usar aire, para bucear, el nitrógeno se disuelve en su sangre, lo cual provoca una dolorosa afección médica conocida como enfermedad del buzo, enfermedad compresiba o trombosis por descompresión.

Gracias a la investigación que realizó el químico Joel Hildebrand sobre la solubilidad de los gases en los líquidos, es decir, qué cantidad de cierto gas se disuelve en un líquido determinado en condiciones específicas. Demostró que el helio sería menos soluble que cualquier otro gas, y propuso entonces el uso de una mezcla de helio y oxigeno en vez de aire para el buceo en aguas profundas.

Este problema se evita utilizando una mezcla de oxígeno y helio, porque el helio es menos soluble que el nitrógeno en la sangre.
Los buzos profesionales de aguas profundas utilizan ahora mezclas de helio y oxígeno. Gracias a que Hildebrand tuvo curiosidad por la solubilidad de los gases en los líquidos (un tema de investigación básica), estos buzos ya no necesitan preocuparse tanto como antes por esta dolorosa afección (una aplicación práctica de la química).