Las pulseras magnéticas... ¿Funcionan?

pulseras magnéticas, power balance, equilibrio energético

Una antigua creencia del siglo XVIII sostiene que nuestro cuerpo está influenciado por corrientes magnéticas que pueden determinar nuestra buena o mala salud; esa idea fue postulada por el médico Franz Mesmer quién utilizaba imanes para "curar" las malas energías del cuerpo, a esta teoría la llamó magnetismo animal y después mesmerismo debido a su creador. Para ese entonces una comisión científica determinó que el magnetismo animal solo se trataba de un fraude y Mesmer desapareció... pero su teoría no.

hermanos Josh y Troy Rodarmel, pulseras magnéticas, power balance

Fraudes actuales

Para el año 2006 los hermanos Josh y Troy Rodarmel (foto) se inventaron el negocio de sus vidas. Se inventaron unas pulseras de silicona con hologramas llamadas "Power Balance" las cuales aseguraban que podían aliviar los dolores musculares, dolores de cabeza, disminuir los niveles de estrés, aumentar nuestra flexibilidad y darnos mayor fortaleza.

A pesar de no tener ninguna prueba de tales afirmaciones, al poco tiempo llegaron a ser el accesorio de moda en casi todo el mundo, ¿Por qué? porque llegaron a obtener tanta fama y dinero que incluso llegaron a contratar estrellas famosas como Cristiano Ronaldo o Shaquille O'neal para promocionar tales pulseras, y si las celebridades exitosas las recomendaban debido a su poder, había que creerles.

cristiano ronaldo, shaquille oneal, power balance, pulseras magneticas

Con toda esta publicidad, las pulseras se vendían bastante caras como para creer en su poder sanador, pero no tanto como para que la gran mayoría no pudiera comprarlas con un precio de venta entre 30 y 45 dolares. La empresa ganó millones de dolares gracias a una creencia pseudo-científica al hacer creer a las personas que las pulseras actuarían como una barrera contra las malas energías de otras personas, e incluso de las radiaciones electromagnéticas de los electrodomésticos.

pulseras magnéticas, power balanceAutoridades de varios países se dieron cuenta de este engaño y tomaron asuntos legales. Al final los hermanos Rodarmel tuvieron que aceptar que sus pulseras milagrosas no tenían ningún sustento científico y que todos los beneficios que tenían no eran ciertos, además tuvieron que pagar más de 57 millones de dolares a los perjudicados debido a la publicidad engañosa a la que fueron victimas.


¿Qué dice la ciencia?

Las pruebas científicas demostraron que los hologramas no tienen ningún efecto sobre la salud humana y son exactamente iguales a las que tienen las tarjetas de crédito. La ciencia ha negado que nuestro cuerpo produzca algún tipo de cargas positivas y negativas, y que un desbalance energético origine las enfermedades. Estudios demuestran que estas pulseras electromagnéticas podrían equipararse al efecto placebo, es decir que la persona se sugestiona de un efecto beneficioso por tales accesorios, al igual como sucede con las capsulas de azúcar dadas a los hipocondríacos para calmar sus dolores. Así que si va a comprar este tipo de pulseras magnéticas, solo cómprelas como adornos, porque no le ayudarán en lo absoluto a su salud.