Hachiko, 89 años de su historia

monumento de hachiko
Monumento a Hachikō
Un 10 de Noviembre hace 89 años en Japón nacía Hachikō. Fue un perro de raza akita adoptado por Eisaburō Ueno, profesor del departamento de agricultura en la Universidad de Tokio. Cada día Hachikō corría a la puerta de la estación de Shibuya para saludar a Eisaburō cuando este volvía de la universidad.

En mayo de 1925 el profesor falleció mientras impartía clases y ya nunca más regresó; aunque Hachikō siguió volviendo a la estación, esperando en el mismo sitio la llegada de profesor. Día tras día, hasta el día de su muerte casi 10 años después de la última vez que fue a saludar la llegada de su amigo humano.

hachiko junto a su estatua
Hachiko junto a su estatua
La devoción que Hachikō sentía hacia su amo fallecido conmovió a los que lo rodeaban, quienes lo apodaron el perro fiel. En abril de 1934, una estatua de bronce fue erigida en su honor en la estación de Shibuya, y el propio Hachikō estuvo presente el día que se presentó la estatua. La estatua fue fundida en la Segunda Guerra Mundial, pero se erigió otra estatua en agosto de 1947, que aún permanece y es un lugar de encuentro extremadamente popular, tanto que en ocasiones la aglomeración de gente dificulta el encuentro. También hay una estatua similar en Odate, delante de la estación de Odate.

Vídeo: 

"Siempre a tu lado Hachiko". Película norteamericana inspirada en la historia de Hachikō